Con este plato tengo un recuerdo especial. Hace unos años, en un viaje a Hong Kong, nos encontrábamos en un pueblito pesquero algo surreal. No en el mal sentido, todo lo que vi en ese corto paso por Tai-O me cautivó hasta el punto de recordarlo casi que de manera palpable. Recuerdo que fuimos en busca de delfines rosados pero en su lugar nos encontramos con un lugar lleno de pescaditos disecados colgados en las tiendas, de gente que nos miraba con mucha intriga y sobretodo, un lugar que parece haberse quedado atrapado en el tiempo; tal vez por eso me gustó tanto. En fin. El caso es que llovía muchísimo, ¡a cantaros! y necesitábamos un lugar donde resguardarnos porque con la lluvia y la ropa mojada llegó el frío. Llegamos a un restaurante escondido, a puerta cerrada, no teníamos muchas expectativas pero pedimos algo mientras esperábamos a que cesara la lluvia. Pues pedimos un plato más, y otro, y otro; y al final terminamos comiendo un montón. Resultó que en este lugar cocinaban de una manera hipnotizante, todo era un espectáculo. Y uno de esos platos maravillosos fue un ‘sweet and sour shrimp’, el plato que enseño aquí. Desde entonces me encanta y he hecho diferentes versiones, es tan simple y delicioso que nunca me defrauda. Así que por aquí te dejo la receta para que, tal vez, te haga sentir un poquito de lo que sentimos nosotras aquel día.

Ingredientes

300 gr de langostinos

1 cdita de jengibre rallado

½ cdita de ajo

1 pimiento/pimentón cortado en cuadrados

1 cebolla cortada en cuadrados

100 gr de holantao/edamame

1 cda de miel

2 cdas de salsa de soya

2 cdas de vinagre de manzana (opcional)

300 gr de piña en conserva (no descartar líquido)

Preparación

Comenzamos limpiando muy bien los langostinos. Cortamos vegetales en cuadrados medianos, intentamos que todos nos queden de tamaño similar para que la cocción no varíe tanto. Yo utilicé pimientos verde y rojo, holantao y cebolla blanca. Cortar del mismo tamaño piña en conserva.

Calentar aceite en wok, saltear los langostinos previamente sazonados con sal y pimienta. Saltearlos no más de 2 minutos para que continúen la cocción una vez esté todo integrado. Retirar del wok.

En el mismo wok, ya sin los langostinos, agregamos un poco de jengibre y ajo, yo utilicé ajo en pasta. Agregarmos os vegetales y salteamos por un minuto a temperatura alta. Agrego kétchup, salsa de soya, vinagre de manzana, un poco del líquido donde venía la piña en conserva, miel y las piñas. Mezclamos. Una vez esté todo integrado y hayamos dejado evaporar un poco el líquido agregamos los langostinos que dejaremos un par de minutos más a alta temperatura. Rectificamos sabor y servimos con arrocito caliente. ¡Provechito!